sábado, 6 de junio de 2015

Juego de rol sencillo

Ahora ya no tienes excusa para jugar a rol. Con este sistema, que no he testado aún, puedes jugar en cualquier parte sin tener un libro a mano. Solo necesitas de papel, lápiz y un dado de 10, si no tienes a mano un dado de 10 puedes crear papeles numerados y ponerlos un vaso o plato.

Juego de rol sencillo
Reglas:
                Solo necesitas un dado de 10.
Apunta las características de los personajes. Son 4.
                -Fuerza: El ataque se cuenta con esta característica además de las maniobras que lo requieran, por ejemplo, empujar un objeto.
                -Agilidad: La defensa se cuenta aquí, así como las maniobras que lo requieran. Por ejemplo, trepar.
                -Vitalidad: Los puntos de vida del personaje se cuentan aquí así como las maniobras que lo requieran, por ejemplo, resistencia a venenos.
                -Inteligencia: La magia se cuenta aquí así como las maniobras que lo requieran, por ejemplo, actuar.
Tienes 25 puntos a repartir entre las 4 . Máximo 10. Mínimo 3.

Detallar la ficha: De cada característica repartir de la siguiente forma el total. Mínimo 1.
                -Fuerza:                  Ataque                     Maniobras
                -Agilidad:               Defensa                   Maniobras
                -Vitalidad:              Puntos de vida        Maniobras
                -Inteligencia:          Hechizos                 Maniobras

Elige profesión:
Guerrero
Mago
Lo magos son los únicos que pueden realizar hechizos.

El ataque es muy sencillo, lanza un d10 y suma tu ataque. La defensa lanza un d10 y suma su defensa. Se restan ambos resultados. Si el resultado es positivo hay golpe.
El daño siempre es 1.
Si los puntos de vida son 0 o menos el defensor muere.
Las maniobras son sencillas. Se dividen en dificultades. Para conseguir con éxito una maniobra lanza un d10, si el resultado es igual o superior sumando tu puntuación de maniobras, ha sido un éxito.
                Dificultades:
                               -Fácil = 8
                               -Normal = 10
                               -Difícil = 12
                               -Muy difícil = 15
Lanzar un hechizo:
El jugador decide el efecto del hechizo. La dificultad del hechizo es igual a las maniobras. Cuanto mayor sea su efecto más difícil será conseguirlo. El DM deberá determinar la dificultad. Lanza un d10, si la suma con tu total de hechizos es igual o superior el hechizo se realiza.


A partir de aquí la personalización ya es cosa vuestra, pero recordad que esto sirve en caso de no tener un libro de rol a mano. De forma que podéis matar el mono de jugar con solo papel y lápiz, y un dado de 10, por supuesto.