miércoles, 20 de junio de 2018

Crítica: Cazafantasmas (2016)

Bodrio. ¿Qué es un bodrio?. Para mi un bodrio es algo así como una mierda pincha en un palo con una guindilla putrefacta encima. Pero no, no os creáis que la ¿película? es eso, no, es mucho más. Es un BODRIO, una zafiedad, un insulto a la inteligencia, una vergüenza para el cine, es insufrible, aburrida y cuantos más descalificativos le queráis agregar, lo diré más claro, es una PUTA MIERDA.

Sinceramente si esta es la forma que tiene Hollywood de reivindicar el feminismo se equivoca de todas, todas. La película no reivindica nada, más bien lo contrario, dejan a todos los hombres como idiotas, llamadme tonto pero que yo sepa eso no es feminismo.
Las protagonistas no pasan de ser unas frikis (en el mal sentido de la palabra) que dicen saber de ciencia, el problema es que no tienen carisma alguno, los chistes son malos hasta decir basta, las escenas se suceden sin interés alguno con una dirección pésima, más propia de una serie de serie B que de un director de cine y lo peor de todo es ver como este excremento producido por alguien en un día malo de diarrea emocional, tiene tan buenas críticas. Quiero pensar que las personas que vieron esta cosa estaban ese día adormecidas por alguna sustancia en las palomitas porque semejante excremento no puede considerarse siquiera cine.
Esperemos por el bien de la humanidad que quien haya excretado esto se dedique a observar como crecen los pelos de su nariz. No haría un favor a todos.

NOTA: 0 / 5.

lunes, 11 de junio de 2018

Desesperanza

Tanta soledad.
Tan amargo destino, tan vivo el recuerdo.
Camino infinito hacía el vacío.
¿Merece la pena vivir sin alma?
¿Vive acaso el hombre para sufrir?, ¿Para olvidar?
Esperanza perdida en un mundo perdido.

viernes, 1 de junio de 2018

Sueños eróticos

Me muero de ganas por tocarte.
Sueño con acariciar tu piel, por ver como tu vello se eriza ante mis caricias.
Con besar cada centímetro de tu cuerpo, besándote allá donde nadie te ha besado.
Muero de ganas de verte estremecer de placer mientras mis labios recorren tus intimidades más ocultas.
Sueño con verte a dos centímetros de mi mientras me miras con cara de querer más en tu interior.
Sueño que sonreímos ambos cuando me meto dentro de ti.
Sueño con verte llegar al climax del acto terrenal más hermoso que existe, con la unión de nuestros cuerpos, con la infinita bondad que produce consumar el amor, la dedicación, la verdad de dos seres que se conectan.
Sueño en realizarlo cada día durante el resto de nuestros días.